Agenda
Anterior Siguiente
Web Oficial de Fernando Torres - F9T
  • Tamaño del texto pequeño
  • Tamaño del texto mediano
  • Tamaño del texto grande
21 / 05 / 2018

La camiseta de Fernando Torres

José Antonio Martín (Petón). Consejero Delegado de Bahía Internacional

Ahora que Fernando Torres va a dejar de ser solo Fernando Torres para convertirse en Ben Barek y Luis Pereira, en Adelardo y Gárate, en Campos y Futre, en Alfonso Olaso y en Collar; en Luis Aragonés; llega el momento de decírselo en alto: «De nada y gracias a ti». En mi despacho, frente a la puerta para que nadie escape de ese primer vistazo, está la camiseta manchada con la que el delantero centro de España ganó su primera Copa de Europa con la selección, la sub'16. Marcó, claro. Marcó en esa, en la siguiente y en las dos con los profesionales en la mejor etapa del fútbol nacional. Nadie ha hecho eso y yo no veré quien lo repita.

Liquidó aquella primera final de Sunderland con un gol que valió para que los sub'16 alzaran la más pura, la más joven, de las copas continentales. Repitió con la sub'19 en Noruega: Iniesta encontró una rendija y silbando enhebró el balón por aquel ¿hueco? para Fernando en diagonal. Gol. Pongan ustedes Xavi donde aquella final encontró a Andrés, y verán al '9' adelantando a Lahm en Viena. En las tres, sub'16, sub'19 y absoluta, España ganó uno a cero. Siempre con gol de Torres.

La última Eurocopa fue ante Italia; firmó el tercero.

Y luego marcó el mejor de todos sus goles en las finales. Con un tanto más se proclamaba máximo goleador del torneo. Recibió por la izquierda y entró por el chaflán del área, allá donde deben salir los centrales cuando el lateral es vencido; pero centrales no había. El despiste en el eje lo intentó resolver Buffon ocupando el lateral del área pequeña.

Imposible, el Kalahari a la derecha, el Sahara a su izquierda, Fernando VII, el billar, ¿por dónde quieres qué te la encalome, Gigi, majete? Y firma el pichichi de la Eurocopa. Mas entonces, el ariete miró atrás: llegaba Juan Mata, su amigo en Londres; entraba en el área con la melancolía de un campeonato sin protagonismo y más por la obligación de acompañar la jugada que por fe en el pase atrás. «El goleador no cede el balón si puede meterla él. El delantero bueno es egoísta». ¿O no han escuchado ustedes la radio? En ese momento, repitió Fernando una de sus frases preferidas (¿Quién dijo rendirse?, su historia con Carlos Matallanas, Editorial Córner): «Me cago en el egoísmo» (sic). Toma, Juan. Y gol de Mata. El mejor de Torres.En la camiseta del despacho, Fernando viene a decir gracias. Por ayudarle tanto, dice. Gracias a ti, chaval. Gracias por que ya nadie en el mundo identifica al Atlético de Madrid con Torrente. Gracias, porque todo el mundo sabe que el Atlético de Madrid, tanta emoción, es Fernando Torres.


- Artículo de José Antonio Martín (Petón) para El Mundo

 

  Más artículos de José Antonio Martín (Petón)

  Columnas recientes

  • Adidas
  • Nine Fitness
  • Mahou
  • Amazon Prime Now
  • LG
  • Bahía Internacional
  • Fundación Española para el Fomento de la Investigación de la Esclerosis Lateral Amiotrófica.
  • Web oficial Atlético de Madrid
© 2008 Bahía Internacional
Webmaster: Luis Cuenca
Web diseñada por : HPS, High Performance Solutions
Aviso Legal | Políticas Cookies | Políticas Privacidad | Colaboraciones