Agenda
Anterior Siguiente
Web Oficial de Fernando Torres - F9T
  • Tamaño del texto pequeño
  • Tamaño del texto mediano
  • Tamaño del texto grande
08 de Noviembre de 2014

Un vibrante choque con la Sampdoria deriva en reparto de puntos (2-2)

Torres

El choque del Luigi Ferraris se saldó con reparto de puntos entre Milan y Sampdoria en un encuentro que vio remontar a ambos equipos para cerrar un marcador de 2-2. Los de Inzaghi, que se adelantaron con premura a través de un gol de El Sharaawy (09’), vieron cómo a las puertas del descanso Okaka igualaba el resultado y seis minutos después Eder ponía el 1-2. Sin embargo los ‘rossoneri’ reaccionaron con coraje y lograron someter de nuevo al partido igualando por medio de Ménez, que transformó un lanzamiento de penalti. Desde ahí y gracias al fútbol de Fernando Torres el Milan puso contra las cuerdas al rival, mas cuando más estaba rindiendo el equipo la expulsión de Bonera dio al traste con el asedio final y fue la Sampdoria quien disfrutó de las últimas ocasiones. Diego López, muy seguro bajo palos, evitó un regreso de vacío a San Siro. -Así va la Serie A-

Fernando Torres entró en el minuto 58 por Honda de cara al tramo final del partido en el que era necesario luchar por puntuar. El ‘9’, que regresaba al escenario donde anotó su primer gol con la Selección en 2004, respondió a la misión abanderando el renacer milanista y de sus botas nació la jugada por la izquierda que derivó en el penalti de la igualada. Incansable se dejó ver por todo el frente de ataque ejecutando los movimientos adecuados y tomando siempre la decisión correcta a la hora de combinar para romper la defensa. También destacó en la recuperación de balones y construyó contragolpes que no obtuvieron la recompensa del gol.

- El rojo y negro toma ventaja

Filippo Inzaghi configuró para el Luigi Ferraris un once con novedades formado por Diego Lopez; De Sciglio, Mexes, Rami, Bonera; Essien, De Jong, Bonaventura; Honda, Menez y El Shaarawy. El elevado ritmo de juego se adueñó del partido desde el inicio, con ambos equipos reivindicando la posesión para traducirla en juego ofensivo, cobrando mayor protagonismo en este arranque la escuadra milanista. Querían adelantarse y hacerlo rápido los de Inzaghi. Y lo consiguieron más pronto que tarde. A los 9 minutos El Sharaawy culminó una contra por el carril izquierdo sorprendiendo con un derchazo cruzado muy bien dirigido al segundo palo. Se abrió ángulo con el cuero pegado al pie y soltó un latigazo de rosca imparable para el meta Romero.

El gol no hizo levantar el pie y la presión se mantuvo sobre el área de la Sampdoria, mientras los locales trataban de salir de su área con intención pero sin apenas opciones, vigilados muy de cerca por la zaga milanista que no estaba dispuesta a dejarse sorprender con la novedad del francés Mexes en el eje. En el 21’ un disparo cruzado de Eder optó seriamente al empate pero Diego López estuvo atento para desviar a córner. Comenzaba a apretar con mayores argumentos la escuadra local, que aumentó en posesión y presencia en el área. En la meta contraria Bonaventura trató de aumentar diferencias con la diestra, desde el balcón del área, obligando a lucirse a Romero con una buena estirada.

A balón parado Gabbiadini trató de equilibrar con lanzamiento muy ajustado al palo y de nuevo Diego López estuvo a la altura para mantener la ventaja. La iniciativa había cambiado de manos y comenzaba a funcionar la sala de máquina de la Sampdoria con Gabbiadini al timón y el corpulento Okaka como amenaza por todo el frente de ataque. Mexes vio la primera amonestación al emplearse con celo en la tarea de mantener a raya a una ‘Samp’ que crecía minuto a minuto. Silvestre optó al empate de cabeza sin éxito y a balón parado una falta botada por Gabbiadini corrió idéntica suerte. Sin embargo justo en el minuto 45 encontró lo que buscaba el conjunto local cuando Okaka se anticipó lo justo a Bonera para rematar con la puntera un envío de Gabbiadini desde la izquierda.

- El coraje rinde un punto

Sin cambios en los 22 de corto se renudó la partida en el Luigi Ferraris con la incógnita de quién tomaría el mando del partido después del empate y el interrogante se despejó en apenas cinco minutos. Esta vez fue Eder quien remató en boca de gol un balón escupido por el poste tras cabezazo a la madera de Okaka. Los locales habían dado la vuelta al partido en apenas seis minutos y tocaba esperar reacción por parte de la escuadra de Inzaghi. Para ello invocó a Fernando Torres que entró en el 58’ por Honda, primer cambio del partido. El ‘9’ se situó como punta de lanza recomponiéndose la línea de tres en segunda línea con El Sharaawy, Ménez y Bonaventura.

Tocaba picar piedra en ataque y el Milan no se escondió, buscando toda suerte de combinaciones para romper la defensa tanto desde los carriles como por el centro. En una de éstas Torres sirvió para Ménez por la izquierda, pase de la muerte del francés y penalti por mano frente a la llegad al remate de Bonaventura. Ménez se encargó del lanzamiento y engañó por completo a Romero devolviendo las tablas al marcador.

En el 69’ pudo darse un segundo penalti si el colegiado hubiese apreciado el agarrón de De Silvestri a Fernando Torres en el área cuando éste se disponía a buscar el tercero. Volvía a mandar el Milan en el partido y el tercero rondaba en el ambiente. La Sampdoria había dado un paso atrás y apenas se prodigaba en ataque, con todos sus hombres por detrás del balón.

Fernando Torres se erigió en el catalizador del juego atacante del Milan, siempre realizando los movimientos y decisiones correctas. En el 81’ protagonizó una recuperación y contragolpe que acabó cediendo a Bonaventura para un peligroso remate. Cuando más apretaba el Milan vino el contratiempo de la expulsión de Bonera, fruto de un envite con Okaka. Se quedó con diez la escuadra milanista y Poli entró por Ménez para compensar la baja mientras la Sampdoria salía de la cueva para aprovechar su superioridad de efectivos. En el 89’ Diego López tuvo que emplearse para detener un disparo peligrosísimo de Roberto Soriano.


- Ficha de partido:

Sampdoria: Romero; De Silvestri, Gastaldello, Silvestre (Regini 82’), Mesbah; Soriano, Obiang (Bergessio 90’), Duncan (Rizzo 66’); Gabbiadini, Okaka, Eder.

A.C. Milan: Diego Lopez; De Sciglio, Mexes, Rami, Bonera; Essien, De Jong, Bonaventura; Honda (Torres 58’), Menez (Poli 86’), El Shaarawy.

Tarjetas amarillas: Mexes 35’, Duncan 55’, De Sciglio 74’, De Jong 81’,

Tarjetas rojas: Bonera 84’.

Goles:

0-1 (09’) El Sharaawy sorprende con un derechazo cruzado desde la frontal.
1-1 (45’) Okaka remata con la puntera un envío de Gabbiadini desde la izquierda.
2-1 (51’) Eder remacha en boca de gol un rechace del poste.
2-2 (65’) Ménez transforma con la derecha un lanzamiento de penalti.

 

Imprimir  Imprimir       Enviar a un amigo Enviar a un amigo
  Multimedia Relacionado

  Noticias Relacionadas
  Más Noticias
  • Adidas
  • Nine Fitness
  • Mahou
  • Amazon Prime Now
  • LG
  • Bahía Internacional
  • Fundación Española para el Fomento de la Investigación de la Esclerosis Lateral Amiotrófica.
  • Web oficial Atlético de Madrid
© 2008 Bahía Internacional
Webmaster: Luis Cuenca
Web diseñada por : HPS, High Performance Solutions
Derechos de uso | Colaboraciones