Agenda
Anterior Siguiente
Web Oficial de Fernando Torres - F9T
  • Tamaño del texto pequeño
  • Tamaño del texto mediano
  • Tamaño del texto grande
19 de Mayo de 2012

El Chelsea conquista Múnich y se corona Campeón de Europa (1-1/3-4)

Torres

‘Maracanazo’ del Chelsea en el Allianz Arena. Los ‘blues’ vencieron al local Bayern en la tanda de penaltis para levantar su primera Liga de Campeones, a su vez la única que ha ganado un equipo londinense. La final arrancó en el minuto 83’, hasta donde había llegado con el 0-0 inicial conducida por la fortaleza defensiva del Chelsea. El Bayern se adelantó por medio de Müller y acariciaba el título, pero Drogba, de cabeza a saque de esquina, empató en el 88’. En la prórroga el cansancio no provocó escasez de oportunidades, destacando un penalti que Cech detuvo a Robben, aunque el marcador no se movió para desembocar en los penaltis. En la suerte definitiva Cech se mostró sublime para detener los disparos de Olic y Schweinsteiger. Drogba anotó el definitivo que remató el partido.

Fernando Torres fue clave en el devenir de la final. No formó en el once inicial de Di Matteo, pero saltó en el minuto 84’ con el 1-0 en el marcador para buscar el empate. El ‘9’ se mostró incisivo desde el primer instante, creando serios problemas a la zaga germana que confiaba en aguantar el tirón. En una acción por banda derecha provocó un saque de esquina -el único a favor del chelsea en los 120 minutos- ante el acoso de los zagueros locales. El córner, botado por Mata, derivó en el 1-1. Después, en la prórroga, lideró las acciones ofensivas de los ‘blues’ desde el carril diestro y se convirtió en una auténtica pesadilla para el Bayern. Con este título Fernando completa un palmarés de auténtico ensueño al máximo nivel con una Champions League, una F.A. Cup, una Eurocopa y un Mundial.


- Cech salvaguarda el empate

Di Matteo sacó el once esperado, aunque sorprendió en la única posición que bailaba en las quinielas: Bertrand ocupó el interior que dejó libre la baja de Ramires. Por lo demás, lo esperado. Cech bajo palos; Bosingwa, David Luiz, Cahill y Cole en defensa; Mikel, Lampard por delante; Kalou, Mata y Bertrand en línea de tres por detrás de Didier Drogba. Y estalló el estadio con el pitido inicial. Fútbol contenido interpretando la partitura inicial de cada gran final, aunque la tensión traicionó a un hombre importante, Schweinsteiger, que cometió una mano infantil que le costó la amarilla en el primer minuto. El primer lanzamiento fue a cargo de Kroos que buscó sorprender con la diestra.

Como era de esperar el rojo se abalanzó a por el balón para poner presión sobre la zaga, dominando y buscando puerta, frente a un Chelsea sólido atrás, con espacios que explotar y acciones de ataque con mucha intención. Se calmó el ritmo y la calma tensa se apoderó de un juego con querencia a la zona ancha. Ribéry destacó por banda izquierda para poner un centro a Kroos que cabeceó buscando la escuadra. Estaba incómodo el Chelsea ante el aumento de la presencia roja en su área, que derivo en saques de esquina consecutivos e intimidatorios. El juego del Chelsea, aseado, se redujo a contemporizar el ritmo y buscar el balón largo. Robben acarició el gol, pero Cech desbarató su remate raso desviando el balón in-extremis a la cruceta.

Cumplida la media hora el dibujo del partido presentaba domino absoluto local, aunque incapaz de crear peligro serio frente un Chelsea ordenado y atento, pero aquejado de una escasa o nula presencia ofensiva. Tan sólo a balón parado se acercaron a la meta de Neuer, con un buen libre-directo de Juan Mata que sobrevoló el travesaño. Muller contestó en el área contraía empalando con la zurda desviado. Y otra contra de los ‘blues’ vio a Kalou rematar con la diestra cruzado al primer palo haciendo trabajar a Neuer. Culminó el marfileño una rápida contra que dejó entrever los colmillos de un Chelsea cada vez más presente arriba. Y otra para el Bayern. Mario Gómez remató a las nubes cuando se enfrentaba sólo ante Petr Cech. Sentó a su marcador con un amago y se le cerraron los cielos a la hora de ejecutar el remate.

- Cuatro minutos de infarto

Al regreso de vestuarios y sin cambios en los 22 protagonistas el choque se desató. El Bayern inclinó el campo hacia el área de Cech generando ocasiones que no supo transformar, incluso vio anulado u gol de Ribery por fuera de juego del galo. El Chelsea también tuvo la suya, con un sorprendente disparo bombeado de Drogba que bien pudo desnudar a Neuer. Después de la amalgama de ocasiones la calma tensa volvió al césped del Allianz Arena, con superpoblación de efectivos en la zona ancha donde el Bayern exhibía mayor posesión pero poca profundidad. Llegaban al área con buenas combinaciones, mas los últimos metros se hacían cuesta arriba para los de Jupp Heynckes y, si no, ahí estaba Cech para mantener todo en orden.

El balón acabó por mudarse a las inmediaciones del área de Cech. El bastión defensivo de Di Matteo funcionaba a la perfección achicando el peligro. Kalou y Drogba protagonizaron una doble ocasión que acabó con el cuero en manos de Neuer, derivando la acción en una contra que Robben aprovechó para enviar un trallazo a Cech. Se rompió el partido y Drogba pudo encontrar a Kalou en un pase cruzado, pero Contento despejó la nube. En estas Di Matteo decretó su primer cambio, dando entrada a Malouda por Bertrand. Eran los momentos de mayor presencia atacante de los ‘blues’ y el italiano quería aprovechar la inercia para buscar más pólvora arriba.

No estaba dormido el Bayern. Seguía percutiendo sobre el área y un tiro de Müller salió desviado. Era el jugador más incisivo y cuando el cronómetro embocaba hacia la prórroga encontró su recompensa. Centró Kroos al segundo palo desde la banda izquierda hacia la posición de Müller, que cabeceó picado para rebotar el cuero en el larguero y colarse por el único punto posible. Estalló la mitad roja del Allianz Arena, prometiéndoselas felices a siete minutos para la conclusión. Pero hasta el rabo todo es toro y más si se habla del Chelsea. Entró Fernando Torres por Salomon Kalou en el 84’, poco antes del sorprendente empate. Forzó el córner peleando por banda derecha. El saque de esquina lo ejecutó Mata con mimo al primer palo, donde Drogba se elevó para cabecear al fondo de la red. Así se quedó el marcador hasta la conclusión, con el Bayern pidiendo la hora ante el empuje de los ‘blues’.

- Torres amenaza en la prórroga

La prórroga comenzó con Torres haciendo ruido en el área local. El’9’ en solitario se midió con la zaga y, tras ser derribado por Boateng, llegó a sacar un balón en claro para el tiro de Mata. El partido había cambiado radicalmente, ahora era el azul quien reinaba en el Allianz Arena. Instantes después la fatalidad apareció en el otro área con un derribo de Drogba a Ribéry. No dudó el colegiado y decretó penalti. Al lanzamiento, Robben, antiguo compañero de Cech. Ejecutó raso y a la derecha y el meta checo consiguió parar dando oxígeno al partido. Además el Bayern perdió al francés, que se marchó lesionado de la final por Olic. Fernando regresó a las andadas, creando mucho peligro para el Bayern. Otra vez desde el carril derecho accedió para enviar un peligroso balón a Drogba que no progresó.

En el segundo tiempo del añadido Olic pudo rematar, pero optó ante Cech por centrar para la llegada de Van Buyten al segundo palo y el belga se durmió en los laureles. Ni tan siquiera llegó a rematar marrando una clara oportunidad. Y otra. Esta vez fue Mario Gómez quien no acertó a rematar ante un David Luiz atento al corte. El Chelsea apenas pisaba área y el choque languidecía en la misma medida que las fuerzas de los jugadores. Cumplido el minuto 120 el colegiado decretó el final y, con él, la suerte de penaltis para decidir el choque.

- Los penaltis se visten de azul

Lahm marcó, a pesar de que Cech tocó el cuero. Mata, el primero de los ‘blues’, disparó a la derecha a media altura pero Neuer detuvo. Después Gómez elevó la cuenta a 2-0 para el Bayern. David Luiz anotó el suyo con carrera y trallazo a la escuadra. Neuer se cambió de lado del lanzamiento para marcar el tercero pegadito al palo izquierdo. Lampard tiró a romper y consiguió el segundo. Olic fue el primero en errar o, más bien, en detener Cech. Cole empaló el suyo, mientras que Schweinsteiger tiró bien pero Cech desvió su intento al palo. Drogba no lo dudó y convirtió el suyo para hacer realidad el gran sueño europeo del Chelsea que, por fin, cuenta con un sitio en el Olimpo.


- Ficha del partido:

Bayern München: Neuer; Lahm, Boateng, Tymoshchuk, Contento; Schweinsteiger, Kroos; Robben, T Muller (Van Buyten 86’), Ribéry (Olic 97’); Gomez.

Chelsea F.C: Cech; Bosingwa, David Luiz, Cahill, Cole; Mikel, Lampard; Kalou (Torres 84’), Mata, Bertrand (Malouda 73’); Drogba.

Tarjetas amarillas: Schweinsteiger 01’, Cole 81’, David Luiz 86’, Drogba 94’, Torres 120’

Goles:

1-0 (83’) Müller cabecea en el segundo palo un centro de Kroos que se cuela tras tocar larguero.
1-1 (88’) Drogba cabecea a la escuadra un saque de esquina de Mata.

Penaltis:
Lahm 1-0
Mata 1-0
Gómez 2-0
David Luiz 2-1
Neuer 3-1
Lampard 3-2
Olic 3-2
Cole 3-3
Schweinsteiger 3-3
Drogba 3-4

 

Imprimir  Imprimir       Enviar a un amigo Enviar a un amigo
  Multimedia Relacionado

El Chelsea de Fernando Torres se corona Campen de Europa en Mnich (19-05-12) TVE 1


 
Bayern Mnich 4 - Chelsea F.C. 5 (19-05-12) Champions League Bayern Mnich 4 - Chelsea F.C. 5 (19-05-12) Champions League Bayern Mnich 4 - Chelsea F.C. 5 (19-05-12) Champions League
Bayern Mnich 4 - Chelsea F.C. 5 (19-05-12) Champions League Bayern Mnich 4 - Chelsea F.C. 5 (19-05-12) Champions League Bayern Mnich 4 - Chelsea F.C. 5 (19-05-12) Champions League

  Noticias Relacionadas
  Más Noticias
  • Mizuno
  • Nine Fitness
  • DAZN
  • LG
  • Mahou
  • Bahía Internacional
  • Fundación Española para el Fomento de la Investigación de la Esclerosis Lateral Amiotrófica.
  • Sagan Tosu Official Web
© 2008 Bahía Internacional
Webmaster: Luis Cuenca
Web diseñada por : HPS, High Performance Solutions
Aviso Legal | Políticas Cookies | Políticas Privacidad | Colaboraciones